domingo, 23 de julio de 2017

Promesas: Jadon Sancho

• Nombre: Jadon Sancho
• Fecha de nacimiento: 25 de marzo del 2000 (17 años)
• Lugar de nacimiento: Inglaterra
• Club actual: Manchester City (Inglaterra)
• Altura: 1,78 m.
• Demarcación: Extremo izquierdo
• Fin de contrato: 30/06/2018
• Internacional: Sub'17 con Inglaterra (16 partidos, 13 goles)


Cuando hablamos del Manchester City inmediatamente asociamos su imagen a la de un club despilfarrador, un conjunto que verano tras verano dilapida ingentes cantidades de dinero en flamantes estrellas y jugadores de primer nivel, pero muchos obvian que el club inglés ha acometido uno de los modelos de captación de jóvenes talentos más sólidos y ambiciosos que hemos podido ver en el mundo del fútbol. Uno de esos talentos es Jadon Sancho.

En base a este modelo de captación llegó a Manchester con tan solo 15 años un imberbe extremo izquierdo, Sancho cambiaba al modesto Watford por el conjunto de Pep Guardiola, poniendo rumbo a uno de los modelos deportivos y económicos más atractivos de Europa. 
La operación ascendía a la módica cantidad de 300.000 euros. Hoy en día, el club dirigido por la polémica familia Pozzo debe estar contemplando la marcha del joven inglés como una operación ruinosa, Sancho comienza a deslumbrar en las islas británicas como uno de los talentos europeos más prometedores y uno de los activos de futuro más preciados del Manchester City. 

Su trayectoria tanto en las categorías inferiores del City como en las de Inglaterra es sencillamente brillante, sus números asustan y su rendimiento ha sido superlativo, dando trazas en todo momento de ser un jugador al que se le quedan pequeñas las categorías juveniles. 
Sin ir más lejos, hace escasamente un par de meses lo hemos podido ver comandando a la selección inglesa hasta la final del Europeo Sub'17, dónde únicamente la España de Abel Ruiz, Mateo Morey y compañía pudo detenerlos en la tanda de penaltis.

Este mismo verano Inglaterra ha demostrado que posee un futuro brillante por delante, ha sido la gran dominadora de los campeonatos internacionales de categorías inferiores, mostrando al fútbol mundial una larga lista de talentos, sin ir más lejos, los ingleses comienzan a aglutinar una cantidad de nombres que apuntan alto, tales como los Jadon Sancho, Ryan Sessegnon, Angel Gomes, Patrick Roberts, Reece Oxford, Jonathan Leko, Tammy Abraham, Alexander-Arnold, Calvert-Lewin, Loftus-Cheek Andre Dozzell, Dominic Solanke, Mason Mount, Reiss Nelson, Ademola Lookman... todos ellos jugadores que comienzan a asomar la cabeza en las categorías inferiores pero que parecen marcar el futuro del fútbol británico y que pronto deberían engrosar esa lista de jóvenes que ya son activos importantes del primer equipo de sus respectivos clubes (Dele Alli, Marcus Rashford, Ward-Prowse Tom Davies, Jordon Ibe, Lewis Cook etc). Una extensa lista que habla de una forma muy positiva de la futura generación inglesa.

Sancho es el gran proyecto de futuro del Manchester City junto a Patrick Roberts y al español Brahim Díaz, de ascendencia en la isla caribeña de Trinidad & Tobago, se trata de un extremo con una capacidad de desborde realmente destacable, no deja de encarar y buscar el uno contra uno, un jugador imaginativo con la capacidad de sortear rivales y perfilar sus jugadas buscando la diagonal hacia el centro en busca de la finalización. Con preferencia por la izquierda, puede actuar en ambas bandas, buscando en muchas ocasiones esa jugada tan típica y efectiva de Arjen Robben de fintar hacia el interior en busca del disparo.

Endiablado, técnico y descarado pero su gran virtud también se convierte en su gran lunar, Jadon Sancho es un jugador con unas condiciones para el uno contra uno brutales pero con un individualismo demasiado exagerado, es un extremo que en muchas ocasiones gestiona mal esas ventajas creadas a base de desbordar y acaba eligiendo malas acciones en lugar de descargar el juego hacia otro compañero.

En demasiadas ocasiones comienza a realizar la guerra por si mismo, si bien es cierto que en categorías juveniles resulta airoso en la gran mayoría de jugadas, es algo que debe corregir si quiere tener éxito y resultar un jugador realmente efectivo en el fútbol profesional. Debe aprender a gestionar sus acciones y a soltar el balón cuando es necesario, comprender que debe primar el colectivo por encima de su individualidad.
El talento lo tiene y eso es lo más complicado, no olvidemos que se trata de un jugador de 17 años con todo el tiempo del mundo para pulir esos detalles y aprender a ser un jugador más asociativo.

Más allá de aciertos o errores, es un auténtico espectáculo ver como Sancho quiebra a los jugadores de su edad como si se trataran de benjamines, en Manchester tienen muy claro que tienen un diamante en bruto y ante los recientes rumores de una posible salida (finaliza contrato esta temporada), le han ofrecido un contrato de 30.000 libras semanales. Una oferta que se rumorea que ha rechazado pese a convertirse en uno de los jugadores menores mejor pagados de la historia. Y es que al joven le siguen la pista diversos equipos de primer nivel europeo como Arsenal, Tottenham o Borussia Dortmund y hasta el momento parece dispuesto a dejarse querer por ellos. El principal motivo, pensar que puede tener más oportunidades en sus respectivos primeros equipos antes que en el conjunto citizen.

Jadon Sancho lo tiene todo para triunfar y buena muestra de ello es conseguir a sus 17 años crear un auténtico dolor de cabeza en el Manchester City debido a su renovación. En un club de tal magnitud, un chiquillo nacido en el año 2000 ha puesto la casa patas arriba y ha comenzado a llamar a las puertas del primer equipo a golpes, ahora, su futuro se ha convertido en uno de los puntos vitales de este City. Perder a una de las joyas del fútbol inglés podría ser uno de esos errores que recordarían durante años. Tenemos Sancho para rato.




domingo, 16 de julio de 2017

El resurgimiento del Milan

En los últimos días se ha confirmado la llegada de Leonardo Bonucci al Milan, uno de los movimientos más sorprendentes del verano y a todas luces un golpe sobre la mesa del club lombardo, un fichaje de autoridad que pretende confirmar que los rossonero comienzan a vislumbrar la luz al final del túnel y por primera vez en años han comenzado a asentar un proyecto de primer nivel deportivo que les permita pelear por todo.


Y es que la marcha del central italiano es toda una revolución en el Calcio, uno de esos movimientos que pueden cambiar el rumbo de una competición y permitir a un conjunto defenestrado en las últimas temporadas medirse de tú a tú con los equipos punteros de la competición. No es atrevido decir que Bonucci se podría encontrar entre los tres mejores centrales del mundo en estos momentos, un jugador que ha conseguido liderar a finales de Champions y scudettos a la zaga juventina junto a Chiellini, una pareja, acompañada junto a Barzagli, que se convirtió en una de las defensas de moda del fútbol europeo y el principal baluarte de una de las Juventus más interesantes y competitivas de las últimas temporadas.

La llegada del inversor chino Li Yonghong a Milán parecía una nueva preocupación para un conjunto que llevaba años a la deriva, sin encontrar un bloque ni identidad competitiva y alejado de los primeros puestos de la competición, el proyecto milanista parecía abocado al fracaso. Inesperadamente junto a Yonghon ha llegado la calma y el buen hacer, en gran parte gracias a la incorporación a la directiva milanista de Marco Fassoney (nuevo administrador general) y Massimiliano Mirabelli (nuevo director deportivo), dos hombres que han instaurado la lógica y el trabajo bien hecho en el club italiano.

Fassoney y Mirabelli han comenzado una auténtica revolución en este mercado estival con la intención de devolver al Milan al lugar que nunca debió abandonar, para ello, han acometido una de las inversiones más fuertes recordadas en el Calcio (204 millones de euros gastados hasta el momento) pero realizada con criterio e invirtiendo en jugadores que ofrecen un salto cualitativo notable para el conjunto entrenado por Vincenzo Montella.

La revitalización del equipo ha comenzado por la parcela defensiva, en primer lugar, por un éxito que debe ser aclamado más que muchos fichajes, la renovación de Gianluigi Donnarumma, que tras declarar su intención de salir y dejarse tentar por el Real Madrid, ha renovado su contrato con los italianos tras recibir fuertes presiones de los tifosi milanistas. Todo proyecto de futuro en Milan perdería sentido con la baja de un Donnarumma que a sus 18 años está llamado a ser uno de los porteros dominantes del fútbol europeo y a ser una de las piedras angulares del conjunto lombardo.

Pero como comentaba anteriormente, la revitalización de la defensa ha sido notoria, por poner un ejemplo, hace tres temporadas la defensa tipo del Milan podría ser perfectamente la formada por hombres como Abate-Alex-Paletta-Antonelli, una zaga bastante lejana a las defensas de primer nivel europeo e incluso italiano, claramente necesitada de un cambio brusco, algo que Mirabelli ha cumplido, renovando totalmente los efectivos y aportando nuevas piezas para cada posición.

Para comenzar, han logrado el fichaje de uno de los laterales izquierdos más interesantes del fútbol europeo, el suizo Ricardo Rodríguez, que por 18 millones abandonó el Wolfsburgo alemán para enrolarse en la entidad milanista, una cantidad que a todas luces parece una gran inversión debido a su recorrido y la profundidad que va a poder ofrecer desde el carril izquierdo.

En el lateral contrario, han decidido apostar por uno de los jugadores más destacados del equipo revelación de la pasada temporada, el Atalanta de Gian Piero Gasperini, de esta forma, han desembolsado 25 millones por Andrea Conti, uno de los laterales derechos con más proyección y con un rendimiento más que notable en la última temporada del Calcio.
Ricardo Rodríguez-Conti es una pareja de laterales que ofrece garantías y proyección ofensiva, convirtiéndose en uno de los clubes con mejores flancos del fútbol italiano y permitiendo a Montella utilizar la tan popular defensa de tres con dos carrileros proyectándose en ataque con criterio y fiabilidad.

El centro de la zaga comenzó a apuntalarse con el fichaje de Mateo Musacchio por 18 millones, el ya ex central del Villarreal es un defensa a tener muy en cuenta si le respetan las lesiones y un jugador con una dilatada trayectoria pese a sus 26 años. Pero la guinda del pastel ha sido la noticia bomba que ha conmocionado a Italia, la contratación del anteriormente citado Leonardo Bonucci por 40 millones de euros, uno de los mejores centrales europeos que brinda al Milan la posibilidad de contar con un jugador de clase mundial para liderar su defensa.

La de Bonucci ha sido una operación que me recuerda a las realizadas por el Bayern de Münich en la Bundesliga, conseguir fichar a los mejores  jugadores a sus clubes rivales para debilitar al contrario y a la vez fortalecer su nivel competitivo, ha sido uno de los movimientos más destacados en los últimos mercados italianos y a buen seguro ofrecerá un salto de nivel notable a la defensa milanista.

Junto a Bonucci y Musacchio, uno de los centrales más prometedores del fútbol europeo, Alessio Romagnoli, un jugador incorporado en la temporada 2015/2016 desde la Roma tras una gran temporada como cedido en la Sampdoria, siendo una de las pocas operaciones con sentido realizadas en esa época.

La de Conti no ha sido la única contratación realizada en el caladero del Atalanta, por 20 millones han logrado hacerse con el centrocampista Franck Kessié, el joven de 20 años ha sido junto al Papu Gómez la principal referencia del conjunto de Gasperini, convirtiéndose en un auténtico pulmón en la medular del conjunto de Bérgamo y consiguiendo distribuir y aportar una importantísima llegada desde segunda línea, un auténtico todoterreno que se había convertido en uno de los jugadores más codiciados de la Serie A.

Junto a Kessié, ocupará el mediocampo rossoneri el eterno Lucas Biglia, confirmado el traspaso este mismo fin de semana, el eje del Lazio llega a Milan para aportar equilibrio y una salida limpia de balón, un futbolista tremendamente profesional y aplicado, aportará esa clarividencia tan necesaria en las últimas temporadas en el mediocampo rossoneri y un criterio con balón que habían perdido por la región lombarda en las últimas temporadas.
Quizás una de las contras de este fichaje es el precio debido a su edad, 17 millones + 3 por variables por un jugador camino de los 32 años, pero lo que parece claro es que es un jugador que a priori se convertirá en un fijo en el esquema de Vincenzo Montella y ocupará una importancia vital para el equilibrio del equipo.

Apoyando a Kessié y Biglia, los italianos han logrado otra incorporación de muchos quilates, posiblemente uno de los jugadores con mejor golpeo de balón del fútbol europeo, el turco Hakan Calhanoglu, llegado por 22 millones desde el Bayer Leverkusen ha sido una de las sensaciones de la Bundesliga hasta que se vio envuelto en problemas judiciales por motivos contractuales y tuvo que pasarse la mitad de la pasada temporada en el dique seco por suspensión.


Igualmente, Calhanoglu es una de las grandes esperanzas del fútbol turco, un jugador con una capacidad para generar peligro en cada balón parado pocas veces vista, y con una capacidad asociativa que debe aportar mucho al Milan, a todas luces, es un total acierto de la directiva y uno de los jugadores que personalmente más me atraen de este nuevo proyecto.
Todos estos fichajes permitirán apoyar y complementar a una base de jugadores interesantes de mediocampo con los que ya contaba el Milan, como son el caso de Giacomo Bonaventura, el gaditano Suso o uno de los jóvenes emergentes más interesantes del fútbol italiano, Manuel Locatelli.

Ha sido en la delantera donde han realizado la segunda inversión más importante tras la de Bonucci, invertidos en el hombre llamado a resolver los problemas de la selección portuguesa en el puesto de delantero centro, André Silva, una de las apariciones más estelares de las últimas temporadas en el Porto, un club habituado a colocar en el primer plano europeo a algunos de los jóvenes más interesantes del mercado.

38 millones ha sido el precio pagado por el Milan por un delantero que lo tiene todo para triunfar en el fútbol italiano. Definición, corpulencia, movilidad, calidad, personalidad… me parece uno de los ‘9’ más completos surgidos recientemente en el fútbol europeo, un jugador que si bien es cierto acabo la pasada temporada bajando sus prestaciones, ha demostrado estar sobradamente preparado para aportar goles y convertirse en una de las referencias ofensivas del conjunto italiano.

A la parcela ofensiva también ha llegado Fabio Borini, hasta el momento, el único fichaje que no me atrae de este nuevo AC Milan pero que se puede llegar a comprender debido a su aceptación como rol de rotación, una pieza más como fondo de armario y que en teoría no debería estar llamado a soportar la presión ofensiva del conjunto de Montella.

Pero en Milán no ha cesado el run run de fichajes y todo parece indicar que André Silva no será la única incorporación de renombre para la delantera, en las últimas horas los medios apuntan a varios nombres como posibles nuevos refuerzos, uno de ellos es Pierre-Emerick Aubameyang, una operación que podría costarle a los milanistas 80 millones de euros pero que sería un auténtico do de pecho en el fútbol europeo, el gabonés se ha convertido en el líder absoluto del Borussia Dortmund, en gran parte debido a las ausencias por lesión de Marco Reus, y en uno de los goleadores más prolíficos de toda Europa, muestra de ello son sus 31 tantos en la pasada Bundesliga.

En las últimas horas ha cobrado fuerza un nuevo nombre, el del delantero de moda del fútbol italiano, Andrea Belotti, el del Torino se ha destapado como uno de los anotadores más letales de Italia, logrando anotar 26 tantos con el Torino y siendo superado como capocannoniere únicamente por Edin Dzeko (29 goles) y Dries Mertens (28 goles).

La llegada de Belotti provocaría reunir a una de las duplas ofensivas con más futuro de todo el fútbol europeo, André Silva-Andrea Belotti sería una delantera realmente atractiva y con un futuro difícilmente alcanzable por otras delanteras europeas.
Otro de los nombres que ha saltado a la palestra en las últimas horas es el del madrileño Álvaro Morata, al que personalmente, considero la opción menos interesante de las tres que parece barajar actualmente el club italiano.

Hasta el momento, estos han sido todos los movimientos de un Milan que se ha convertido en el gran animador del mercado de traspasos europeo, consiguiendo revitalizar un proyecto que se encontraba totalmente estancado y a la deriva, un club que llevaba años sin pelear por objetivos ambiciosos y que gracias a la remodelación total que están acometiendo podría comenzar a plantearse, obviamente, si Montella logra encajar las piezas y hacer que todas estas grandes individualidades comiencen a carburar como un equipo.

Lo que parece claro es que en la próxima temporada el Milan será uno de los clubes más atractivos e interesantes para el espectador, todo parece indicar que vamos a asistir a un nuevo renacimiento de los rossoneros. Alea iacta est.

lunes, 6 de febrero de 2017

Promesas: Vincent Thill

• Nombre: Vincent Thill
• Fecha de nacimiento: 4 de febrero del 2000 (17 años)
• Nacionalidad: Luxemburgo
• Club actual: FC Metz (Francia)
• Altura: 1,70 m.
• Demarcación: Mediocentro ofensivo
• Fin de contrato: 30/06/2019
• Internacional: Absoluto con Luxemburgo (7 partidos, 1 gol)


Cuando hablamos de Luxemburgo, se nos puede venir a la cabeza diversas imágenes como el palacio ducal o las casamatas del Bock pero muy difícilmente relacionaríamos la imagen del pequeño país europeo con el fútbol.

No hace falta destacar que se trata de un país sin demasiada tradición futbolística y escasa de grandes referentes históricos, sin ir más lejos, a la hora de citar al mejor jugador de su historia, posiblemente hablaríamos de Jeff Strasser, un jugador correcto pero que nunca llegó a brillar, ex de clubes como el Gladbach, Kaiserslautern o Metz. 

El Metz de Strasser ahora cuenta en sus filas con un jugador que comienza a levantar pasiones en su país natal y que muchos ya consideran que se convertirá en el mejor jugador de la historia de Luxemburgo sin demasiadas dificultades. 

Estamos hablando de Vincent Thill, un precoz mediapunta que siendo todavía un adolescente se ha convertido en el jugador más joven de la historia de la selección luxemburguesa (16 años) y la mayor esperanza futbolística del país. A todo ello, debemos añadir que también se trata del goleador europeo más joven de la historia.

Thill proviene de una familia repleta de jugadores, su padre y hermano también han sido parte del combinado nacional luxemburgués, parece que el destino marcaba su camino, tras comenzar a jugar en su país natal, con tan solo 11 años levantó el interés de diversos clubes europeos, entre ellos el Bayern de Münich y el Hoffenheim. 
Pero finalmente el Metz francés logró hacerse con sus servicios y reclutar para sus categorías inferiores a un jugador que comenzaba a demostrar todo el potencial que atesora en sus pies.

Metz parecía un lugar indicado para Thill, una de las canteras más interesantes del fútbol galo y del que han salido productos como Robert Pirès, Miralem Pjanic, Louis Saha o Emmanuel Adebayor. 
Allí han sabido introducirlo en el nivel competitivo del primer equipo, sin ir más lejos, ya ha debutado con el primer equipo francés.

El ejemplo de que el Metz es un club que no duda en apostar por el talento jóven lo tiene en uno de sus compañeros, Ismaïla Sarr, un prometedor extremo de 19 años que se ha convertido en uno de los jugadores habituales del equipo galo. 
Thill sabe que Metz es un lugar en el que crecer y asomar la cabeza en la Ligue 1 y el exigente fútbol competitivo.

Uno de los puntos fuertes de Vincent Thill parece su entorno, su familia ha realizado diversas declaraciones en la que parecen tener los pies en el suelo y tener claro que lo mejor para el futuro de Vincent es ir quemando etapas, no acelerar demasiado su aprendizaje o dejarse llevar por los grandes equipos.
Su familia cree que Metz es un lugar ideal para desarrollar su fútbol e ir creciendo tanto deportivamente como personalmente. 

Y es que, hasta el momento el bueno de Thill ha levantado el interés de varios de los grandes equipos europeos. Real Madrid, Arsenal, Manchester City, PSG o Bayern de Münich son algunos de los clubes que han sido relacionados con el futuro del joven mediapunta, sin ir más lejos, el conjunto bávaro mientras realizada un seguimiento de Thill ha contratado a otro joven luxemburgués de la cantera del Metz, Ryan Johansson.
Pero por ahora su decisión parece clara, crecer en el Metz e ir quemando etapas de forma natural. 

Esto recuerda en parte al fichaje de Alexander Isak por el Borussia Dortmund, cuándo todo parecía cerrado con el Real Madrid, el joven delantero sueco se decantó por el conjunto alemán debido a que veía más sencillo acabar entrando en la dinámica del primer equipo de Dortmund gracias a su gran trato hacia los jugadores jóvenes.
Parece que esta es una de las premisas que Vincent Thill quiere seguir, elegir su futuro con cabeza y no dejarse llevar por los cantos de sirena de los grandes para acabar siendo un juguete roto como muchos otros grandes talentos desaprovechados.

En cuanto a sus condiciones, estamos hablando de un jugador con un talento descomunal y un desparpajo impropio de un jugador de 17 años (cumplidos hace exactamente dos días). 
Encara y no se arruga, pide el balón, desborda... en la selección de Luxemburgo no se ha amedrentado y ha demostrado su valentía desde el primer momento.

Se trata de un jugador con una capacidad para desbordar realmente destacable, con un gran juego entre líneas y una gran inteligencia para leer las jugadas, su juego recuerda a gente como Antoine Griezmann.
Un trato de balón fantástico y una visión de juego al alcance de pocos talentos de 17 años. 
Su propio seleccionador, Luc Holtz, no deja de dedicarle elogios, llegando a declarar afirmaciones sobre su juego como: "Es un placer verle jugar. Solo se le puede parar haciéndole falta".

Seguramente en el Stade Saint-Symphorien, estadio del Metz, este comenzando a dar sus primeros pasos uno de los mayores talentos del fútbol europeo, esa clase de jugador diferencial que si se le sabe tratar y llevar puede acabar convirtiéndose en uno de los jugadores llamados a marcar época.

Lo que parece claro es que las esperanzas depositadas en Vincent Thill se ajustan perfectamente a la gran proyección que parece atesorar el joven talento luxemburgués.



Marcador sportYou